Aprender a Nadar: Como Flotar

Aprender a Nadar: Como Flotar

Sobra decir que una de las habilidades básicas de la natación es aprender a flotar. La flotación en natación va muy ligada con la respiración (Aprenda a respirar aquí), ya que es por medio de nuestros pulmones que aumentamos nuestro volumen, nos relajamos y así reducimos nuestra densidad y flotamos.

Hay que tener claro que no todos flotamos igual. Hay gente que tiene una flotación positiva (estos son los que no se hunden ni por el putas), y están los que tienen flotación negativa (son los que nadan como un alka selzer). En que lado del espectro te encuentres depende de varios factores:

  1. Sexo: las mujeres al tener más grasa flotan más fácil.
  2. Raza: Los negros al tener más masa muscular suelen flotar menos también.
  3. Densidad ósea: Hay gente cuyos huesos son más denso y compactos que los demás; estas personas flotan menos.
  4. Tensión muscular: si los músculos están apretados estarán más compactos, es decir hay mayor densidad, y ya sabemos que pasa.

A continuación te dejaré una serie de ejercicios que deberás hacer con frecuencia para aprender a flotar. Quiero advertirle, joven promesa de la natación, que el saber flotar no implica saber nadar; así que por favor practica estos ejercicios en un lugar en el que se sienta más que seguro.

Ejercicios para Aprender a Flotar

 

Flotación boca arriba “Flor o estrella”

Objetivo: Flotar boca arriba  aprender a flotar

El ejercicio de la “flor o estrella” es igual al del “hongo” pero estirado y boca arriba.

Como hacerlo: Para iniciar este ejercicio vas a doblar las rodillas de tal manera que los hombros queden bajo el agua.  Vas a acostar la cabeza en el agua (es importante que las orejas queden dentro del agua) y poco a poco vas estirando las rodillas SIN LEVANTAR LA CABEZA DEL AGUA, y llevando las manos a los lados (esto n te ayudará a flotar más).  La posición final es una de completa relajación donde quedas acostado sobre la superficie del agua.  Recuerda que para poder flotar más fácilmente debes tener los pulmones llenos de aire.  Hay veces que por miedo o inseguridad no puedes acostarte; en este caso puedes usar el borde de la piscina, o en últimas decirle a alguien que te ayude.

Como hacerlo bien, bien, bien: No hay mucho donde equivocarse en este ejercicio.  Lo único es no es permitido es estar estresado.  Recuerden el agua es para relajarse y no un sitio de estrés.

 De Hongo a Flor

Objetivo: Obtener equilibrio.

Como hacerlo: Como el nombre del ejercicio lo indica vas a empezar siendo hongo, es decir, vas a empezar flotando boca abajo y luego vas a pasar a estar boca arriba.  El cambio de posición lo debes realizar sin que los pies hagan contacto con el fondo.  El giro lo debes hacer con los hombros y con los brazos pegados al cuerpo para permitir una rotación más fácil y rápida.

Como hacerlo bien, bien, bien: Lo único que no debes hacer en este ejercicio, es que los pies toquen el suelo y que el cuerpo abandone su posición horizontal.

Para continuar a esta segunda parte del curso es necesario que los ejercicios anteriores se realicen con completa confianza y naturalidad.  El siguiente paso a seguir es el de pasar de un estado estático a un estado dinámico.  En otras palabras vas a aprender a desplazarte a través del agua.

 aprender a flotar

 

 La Flecha

Objetivo: Equilibrio y aprender la sensación de movimiento.

Como hacerlo: Este ejercicio, en mi opinión, es de los más agradables.  Me encanta como el agua fluye a través del cuerpo; para mí la sensación es muy terapéutica; es casi que sensual.

Vas a empezar con la espalda contra la pared.  Ahora estira los dos brazos al frente, y pones uno de los pies en la pared.  Los brazos, junto con las manos, deben ir rectos y apuntando al frente simulando la forma de la cabeza de una flecha (ver foto). El siguiente paso es poner la cara en el agua e impulsarse con el pie que se encuentra apoyado en la pared; el impulso hará que nuestro cuerpo quede acostado boca abajo y completamente paralelo a la superficie del agua.  A medida que pierdas velocidad es posible que los pies se empiecen a hundir, en este momento puedes dar por concluido el ejercicio.  No importa que las piernas estén juntas o no.  Por ahora quiero que se familiaricen con la sensación de estar acostados en el agua.

El cuerpo debe viajar con los hombros paralelos al piso.  Al comienzo puede ser que sientas que te vas hacia un lado.  Esto es común, ya que hasta ahora estás aprendiendo como es que el agua actúa sobre tu cuerpo.  Nadar en el agua es como caminar mientras nos están pegando pequeños empujones que nos van desequilibrando.  Hay que aprender a contra restar estos empujones para andar rectos.

flecha

En pareja: Si el ejercicio te cuesta un poco, también se lo puedes realizar con la ayuda de alguien.  El ayudante te debe tomar de las manos  y halar suavemente hasta que se logre la posición horizontal.  A medida que vayas ganando confianza, irás soltando las manos del ayudante, una a la vez, hasta que ya se logre realizar el ejercicio independientemente.

Como hacerlo bien, bien, bien: En este ejercicio está completamente PROHIBIDO hacer patada, mover los brazos y salir a respirar.  En pocas palabras, el cuerpo debe quedar recto más no rígido desde el momento en que nos despegamos de la pared.

 Cualquier pregunta duda o aclaración me la pueden dejar abajo.