El Recobro en Crol: Brazo Recto


El recobro en crol es la única parte de la brazada que ocurre fuera del agua. Su importancia radica en que,  cumple la función de situar el brazo en la posición adecuada para empezar otra brazada; y transferir la mayor cantidad de inercia del brazo al cuerpo, para que éste último pueda seguir desplazándose por el agua.

Depende de dónde lo mires, el recobro es la parte inicial o final de la brazada. La brazada consta de 4 fases:

  1. Recobro.
  2. Agarre.
  3. Tirón.
  4. Empuje.

Escojo el recobro como la parte inicial de la brazada porque es la fase que está más ligada a la respiración. Tener un buen recobro implica que hay una buena patada, y por ende hay una respiración fácil; y si respiramos fácil hay mayor tranquilidad, fluidez, eficiencia, nadamos bonito y todos somos un poco más felices.

Recobro en Crol con el Brazo Recto

recobro brazo recto

No es común ver el recobro con brazo recto, pero si han existido muy buenos velocistas que lo han usado (Janet Evans, Kristen Otto e Inge de Brujin solo para nombrar algunos). Lo diré desde un principio, se ve horrible, pero lo que estamos buscando es bajar tiempos y no sacar puntos por estilo (no estamos en nado sincronizado). La pregunta entonces viene siendo, ¿Sí es mejor mantener el brazo recto durante el recobro?

Pros

El recobro con brazo recto requiere de una mayor rotación de los hombros y de la cadera, lo cual es bueno, ya que los dos favorecen la propulsión -aquí tendré que introducir un “pero”- pero si tengo mala movilidad en los hombros, un recobro con el brazo recto, me podría llevar a una lesión.

Contras

No es un movimiento muy natural como pudiste ver en el vídeo de arriba. Se requiere de mucha movilidad en los hombros y de fuerza en el core para mantener la estabilidad durante la rotación.

No lo recomiendo para distancias largas, ya que puede llevar a lesiones de sobre uso muy fácilmente.

Una recobro amplio también genera un exceso de movimiento de caderas y piernas, lo cual saca al cuerpo de equilibrio.

Como hacerlo (según E.W Maglischo en Nadar Mas Rápido):

“El codo emerge del agua por delante de la mano, es decir, antes que ella. Sin embargo, después de que la mano ha salido del agua, el brazo está casi totalmente extendido. La mano se balancea fuera del agua y se lleva más bien por encima que por debajo del codo, mientras la mano se desplaza hacia arriba, hacia afuera y hacia adelante por encima de la superficie del agua. Este tipo de acción continúa a lo largo de la primera mitad del reciclaje, teniendo en cuenta el balanceo de la mano muy por encima de la cabeza, mejor que en forma baja y lateral.

Cuando la mano alcanza una posición cercana al hombro, hay que flexionar el codo para llevar la mano hacia abajo y hacia adentro. Esto permite que la toma de contacto y la entrada en el agua se produzca de la misma manera descrita para el recobro con el codo elevado, es decir, con el codo en flexión y la palma de la mano vuelta hacia afuera,”

Conclusión

El recobro con brazo recto no es para todo el mundo, pero a lo mejor te funciona a tí. Te puede ser útil para rematar una carrera, o para salir de la monotonía del entrenamiento.

Si lo vas a practicar, recuerda que el movimiento debe ser rápido para generar suficiente inercia con el brazo para que te impulse lo más que se pueda.

Giro en Crol parte 5

Último paso en aprender a dar el giro en crol. Ya en éste punto vamos a refinar la técnica, pero antes vamos hacer un repaso de los pasos anteriores.

En el primer paso se aprendió a dar el giro, evitando que se entrara el agua por la nariz, y a evitar usar las manos.

En la segunda parte utilizamos algunos implementos para asegurarnos de no estar haciendo trampa con las manos durante el giro.

La tercera parte implicó dar un paso grande, por que era la primera vez en que no se utilizaba ayuda, y que se trabajaba la aproximación a la pared.

En la cuarta parte unificaste todo y le añadiste la brazada a la aproximación.

En esta quinta parte vamos, o mejor dicho, vas a trabajar la posición de los pies cuando golpean la pared.

Haré un paréntesis para decir que existen muchas maneras de poner los pies en la pared, yo les recomiendo que las practiquen todas, ya que siempre es bueno tener varias opciones en la “caja de herramientas”, en caso de algo inesperado. Digo esto porque uno no siempre llega a la pared como quiere; no me voy a explicar porque con la práctica me entenderás.

Último Paso en Aprender a el Giro en Crol

Como hacerlo

Cuando estabas aprendiendo hacer el giro en las primeras 3 partes de la serie, muy seguramente los dedos de tus pies golpeaban la pared apuntando hacia arriba.

Lo que quieres buscar ahora, es que golpeen la pared en un ángulo (es aquí donde está la polémica), ya sea apuntando los dedos a las 10-11 o a la 1-2; lo que esto hace es que te ayuda a girar y quedar boca abajo más fácil.

¿Cómo saber para que lado deben apuntar los pies?

Comienza agarrado del borde de la piscina. Si te queda más cómodo agarrarte con la mano derecha, entonces los pies te deben apuntar a las 10-11, y si te parece más cómodo hacerlo con la izquierda, pues los apuntas de 1 a 2; no es muy complicado. Una vez decidas el lado, simplemente te impulsas.

giro en crol

Ahora practícalo con la aproximación.

  1. Vas nadando crol normal.
  2. A medida que te acercas llevas un brazo al lado, luego el otro.
  3. Das el giro.
  4. Antes de hacer contacto con la pared, giras los pies en la dirección predilecta.
  5. Te impulsas
  6. Haces unas ondulaciones, y antes de romper a superficie haces patada de crol.

Si investigas por internet encontrarás entrenadores que favorecen más una posición que otra. Cuando encuentro éste tipo de disputas concluyo que realmente no importa como golpeen los pies, lo importante es que te sirve mejor a ti.

Solución: Practica ambos lados y escoge un favorito

Para finalizar te voy a felicitar por haber aprendido algo nuevo. Ahora eres un mejor nadador.

Cambiando Hábitos: Aprendiendo a Nadar

cambiando hábitosAprender a nadar requiere que estemos cambiando hábitos. Somos criaturas del hábito. Somos lo que hacemos repetidamente, y forjamos nuestra identidad alrededor de ello.  Los hábitos nos hacen sentir cómodos, y nos ubican en una zona de confort que nos permite neuronalmente realizar varias tareas a la vez (e.g caminar y comer chicle).  El problema que padecen los hábitos es que deben cambiar; por que como dice la canción de Mercedes Sosa, “Cambia, todo cambia”. Así como no nos bañamos en el mismo rio dos veces, tampoco habitamos el mismo cuerpo dos veces.  Nuestro cuerpo y mente se encuentran en un cambio constante, en una pugna continua por tratar de adaptarse a los factores de estrés del mundo exterior. Los hábitos, entonces, son actos que llevamos acabo constantemente para sobrevivir ciertas situaciones de nuestra vida.

Al pasar por la vida acumulamos hábitos hasta el punto que nos frenamos, dejamos de “evolucionar”. Esto lleva a sentirnos insatisfechos con nuestra vida, a sentirnos incompletos. Es en estos momentos donde tenemos que dejar ciertos hábitos y adquirir uno nuevos; unos hábitos que nos hagan sentir bien, felices y satisfechos.

Cambiando Hábitos

Cambiar un hábito es una mierda. No solo por el esfuerzo mental y físico que requiere, sino porque reta y pone en juego nuestra identidad frente a la sociedad que tanto buscamos que nos acepte.  Cambiar de “look” siempre causa inseguridad; perder peso y dejar de ser “Mi gordo o mi gorda” tampoco es fácil.  La gente que nos rodea ya nos identifica con ciertos patrones e imagen, y el que los estemos cambiando, tampoco es fácil para ellos.cambiando hábitos

Es en este momento en el cual uno se tiene que mirar al espejo y convencerse que el cambio lo hago por mí y no por los demás.

Realizar una actividad nueva siempre nos cuesta.  Debemos empeñar gran parte de nuestro cerebro para lograr una mayor concentración y esfuerzo para hacer la tarea bien;  con todo y eso  nuestros movimientos son lentos y torpes; he aquí donde nos da rabia, pataleamos y tiramos la toalla.  Nos cuesta salir de nuestros hábitos pasados y como dije antes, “eso es una mierda”. Por naturaleza estamos programados para ahorrar energía, y cambiar un hábito nos implica hacer todo lo contrario.  Un hábito requiere de alrededor de 21 días para establecerse.  Esto se debe a que el cerebro se tiene que reprogramar para liberar espacio y que la tarea nueva no requiera tantas neuronas… necesita tiempo para volverse más eficiente.

Así que ¡¡¡¡TENGAN PACIENCIA!!!! cuando estén aprendiendo a nadar.

Cambiar de hábito requiere de dos componentes: la motivación y la habilidad.  Una vez tengamos esas dos solo requerimos de un disparador.

La motivación debe ser tu sueño; pregúntate ¿Cuál es la razón por la cuál me estoy sometiendo a esto? La respuesta te debe generar un fuego en las entrañas, una emoción que te saque de la duda en que estás y que te lleve a entrenar lo que necesitas entrenar.

Si quieren conocer como me motivo yo hagan clic aquí

La habilidad tiene que ver con la capacidad que se tiene para hacer la actividad nueva. Traducción tu cuerpo debe estar en buenas condiciones, es decir, salud, movilidad, fuerza y resistencia  deben bien. Esto claramente depende de la actividad

Finalmente se requiere de un disparador. Un disparador es algo que nos recuerde que tenemos que actuar; puede ser una alarma, cambiarse el reloj de mano, lo que le funcione a cada cual.  Solo hay que recordar que entre más se frecuente y constantemente se practique la actividad nueva, más rápido se va a adquirir.

Mi consejo para cambiar de hábito es tomarlo un día a la vez, un paso a la vez. No se agobien con todo el cuadro, más bien disfruten cada pincelada.

 

Giro en Crol parte 4: Más Velocidad

giro en crolEse giro en crol ya se tiene que estar viendo bien. Me encantaría que me mandarás un vídeo o una foto mostrándome tu progreso. Si eres nuevo al tutorial/serie de “Giro en Crol” te recomiendo que veas primero los tres anteriores capítulos o entradas (enlaces más abajo), hay detalles en cada uno que deberías ver.

Ahora todo lo haces Más Rápido

En este cuarto capítulo vas a comenzar a añadir velocidad. Comenzaste haciendo las cosas lentamente, perfeccionando técnica y ahora es tiempo de unir todo lo aprendido.

Cómo hacerlo el giro en crol más rápido:

  1. Comienza haciendo patada en posición 11.
  2. Luego das una brazada -dejas el brazo al lado del cuerpo- y luego das la otra brazada. Al finalizar la segunda brazada, ambos brazos deben estar al lado del cuerpo.
  3. Calcula estar a 60 cm de la pared antes de lleva el mentón al pecho y dar el giro. Es igual al ejercicio del capítulo 3 con la excepción de que estas haciendo las dos brazadas.
  4. Apenas terminas de dar el giro, estiras los brazos, te pones en posición de flecha, y te impulsas.

Si te perdiste de los capítulos anteriores no hay problema los puedes visitar en los enlaces de abajo.

Parte 1: Aprender a dar el giro en crol de pie.

Parte 2: Aprender a dar el giro en crol acostado y sin usar las manos.

Parte 3: Aproximación al muro y rechazo.

Cualquier duda pregunta o aclaración me la puedes dejar en los comentarios abajo o en mi página de Facebook.