4 Apps para Nadadores

Poseo cierta manía por las aplicaciones del teléfono: las quiero poseer todas. Entrar al app store para mi es uno de esos pequeños placeres que nos da vivir en el siglo XXI; es el equivalente a que te funcionara el juego de Nintendo sin tener que soplar 30 veces dentro del cartucho y la consola.

Como nota aparte, otro de esos pequeños placeres de los que gozo es el de comprar comida en los aeropuertos; no sé porque todo sabe más bueno cuando está a punto de estar encerrado en una lata con alas a 30,000 pies de altura.

Me encantan las aplicaciones. No estoy hablando de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat (no entiendo Snapchat y creo que nunca lo entenderé) y secuaces. Hablo de esas aplicaciones que hacen del mundo un lugar un poco más colorido. Me explico.

A comienzos de este siglo, si uno quería diseñar algo, tocaba usar Corel o Photoshop. ¿Quién sabe usar Corel o Photoshop? Nadie. Los pocos que saben cobran una barbaridad por quitarle el bigote a la abuela en la foto de año nuevo. La persona del común, como usted o como yo, quedábamos jodidos. Podíamos tratar de aprender a usar Photoshop, pero… buena suerte con eso.

Hoy en día las cosas son distintas. El sol ya brilla un poco más fuerte en nuestro lado de la pradera, ya que existen las aplicaciones de los celulares, móviles -como queráis llamarlos- que nos quitan un poco esta discapacidad.

No existen dos teléfonos que tenga exactamente las mismas aplicaciones. No los hay, no los hay. Todos tenemos el juego para cuando estamos en el baño (DomiNations en mi caso), la aplicación para las fotos, para mejorar la productividad si eres un ejecutivo (Evernote he oído que es muy popular), si eres triatleta seguro usas Strava, ya ves cual es mi punto. Desafortunadamente para los nadadores no hay mucho.

Está el Deck Pass de USA Swimming, que lo he bajado como 7 veces para borrarlo al los pocos días nuevamente. ¿Porqué? Las razones son varias. Me molesta un poco que lo enfoquen tanto a solo nadadores de EE.UU – yo sé que la aplicación es de USA Swimming, pero igual la discriminación me molesta- y me parece un poco compleja en el sentido de que tiene demasiadas cosas que no tienen que ver con lo que estoy haciendo en el agua.

¿Qué opciones hay entonces?

Yo uso 4 apps para ser específico que me ayudan a monitorear mi estado físico y mental para así tener un mejor control de mis entrenamientos. Estas cuatro app son:

4 Apps para Nadadores

apps para nadadoresMy Swim Pro lo comencé a usar el año pasado y es la que más me ha durado. Yo la uso como bitácora de mis entrenamientos. Me mantiene registro del metraje de la semana para cada estilo y del total. También trae unos entrenamientos para cada estilo, IM, velocidad, resistencia entre otras. He hecho uno que otro y están bien; son duros, pero no imposibles. Valga la aclaración que solo he usado la versión gratuita. La versión pro trae más opciones de estadística, pero en mi humilde opinión el precio es muy alto ($14.99/mes o $99.99/año). Si te interesa lo puedes conseguir en el siguiente link del app store.

Appstore lrg 84c6ff592ddd5aba4f9e735235bc8155c0227af59265dd8358952bdaf8a8c4c0

400x400bb
TACFIT Timer

Los nadadores no solo entrenamos en el agua, sino que también entrenamos en seco. El trabajo de gimnasio es muy importante porque nos ayuda a eliminar las compensaciones que desarrollamos en la natación, y porque nos ayuda a fortalecer el cuerpo en general. El Tacfit Timer es la aplicación que más uso para mi entrenamiento en seco.

 

Appstore lrg 84c6ff592ddd5aba4f9e735235bc8155c0227af59265dd8358952bdaf8a8c4c0

Hace unos años me certifique en TACFIT (tactical fitness) y desde entonces utilizo muchos sus protocolos de intervalos. La aplicación tiene ya establecidos protocolos como Tabata, AMRAP, EMTOM y otros que son usados ampliamente en crossfit también. La aplicación también te da la opción de crear tus propios protocolos, así que ese es un plus también.

Si precio es de $0.99, lo cual es muy accesible. Como plan B sugiero GYMBOSS que también es bueno, gratis y fácil de usar, aunque un poco más complicado que el Tacfit Timer.

Las próximas dos aplicaciones las utilizo para mi recuperación… más bien para ver que tan recuperado estoy.

400x400bbEsta es una aplicación que en la que registras tus datos de pulsaciones por minuto en la mañana, de reacción, peso, y sistema nervisoso central (SNC) derecho e izquierdo; todo esto con el objetivo de ver si estas sobre entrenado o no. Si tus pulsaciones de la mañana se suben a más de 7; si ves que estas perdiendo peso y que tu SNC está perdiendo velocidad es porque está saturado y necesitas descansar.

Appstore lrg 84c6ff592ddd5aba4f9e735235bc8155c0227af59265dd8358952bdaf8a8c4c0

Lo complicado de esta aplicación -que realmente no es tan complicado- es acordarse todas las mañanas de hacer los test y tomarse el pulso y demás.  Lo que si es bien bacano es cuando ya llevas varios días y puedes ver la tendencia en cada una de las pruebas.

Precio $0.99

400x400bb
Pillow

Última aplicación que todo nadador debe tener. Es una alarma que de paso te analiza el sueño. Te dice cuantas horas dormiste, cuanto tiempo estuviste en sueño REM (este es el sueño más reparador), la calidad de sueño entre otros. Yo suelo entrenar suave si veo que la calidad de me sueño es inferior al 80%. Me he dado cuenta que con menos me levanto cansado.

 

Appstore lrg 84c6ff592ddd5aba4f9e735235bc8155c0227af59265dd8358952bdaf8a8c4c0

Precio: Tiene versión gratuita (es la que yo uso), y una versión pro que cuesta $4.99

Esas son los apps que uso. Si tienen otras que ustedes usan por favor me lo hacen saber de inmediato. Gracias.

 

Burbujas de Filosofía: Soñar Despierto

Somos todos soñadores, vivimos un poco acá y un poco allá – allá dónde? Sabrá usted más que yo. Por mi naturaleza introvertida, sueño despierto más de lo normal, hasta tal vez más de lo recomendado. Hay una película -mal por cierto- de Ben Stiller que se llama de “The Secret Life of Walter Smitty”, bueno así es mi vida básicamente, una entrada y salida de sueño a realidad, y de realidad a sueño.

Hay ciertas ventajas y desventajas de soñar despierto; dentro de las ventajas está el hecho de que se impulsa la creatividad, se tienen destellos de sabiduría y en muchos casos encontramos la solución a problemas. Todo de maravilla, pero viene con un precio. 

En mi caso por lo menos el soñar despierto es sumamente involuntario; puede ocurrir en cualquier momento y sin previo aviso. Me pueden estar hablando, puedo estar caminando en la calle, escribiendo una entrada en el blog etc. Las consecuencias, entonces, van desde que pongo cero atención a lo que me están diciendo (esto lleva a una serie de improvisaciones por parte mia que dan para escribir un libro); hablo solo en la calle mientras gestículo como italiano mal geniado; a que no me rinde un carajo cuando escribo. En resumen quedas como un mal educado loco improductivo. En palabras de John Lennon, “puedes de cir que soy un mal educado loco improductivo, pero no soy el único.”- algo dice dijo.

Ver a una Mujer Nadando

La tarea en Burbujas de filosofía el día de hoy es, ver a una mujer en la piscina. Está nadando crol, espalda, braza o mariposa. Se ve rara con las gafas y el gorro. Tiene 20, 30 o 40 años. Te mira, la miras, las miradas se cruzan y rebotan, o no? Hay algo ahí que no sabias que existía. La puedes ver desde el borde, la superficie o debajo del agua. Es la misma mujer, o cambia. Puede cambiar, los nadadores no somos los mismos siempre, nos transformamos dependiendo del estilo. Cómo será su cara cuando se quite las gafas, cómo serásin el gorro? Será que la podré reconocer una ves se cambie y deje su traje de nadador en el vestier? No sabes nada de ella, y ella mucho menos de ti.

Pero eso no impide que inventes una historia. Hace frio afuera y seguramente va querer un café. La invitas. Se encuentran a la salida, ella oliendo a rinse con producto para el friz, más la crema de chocolate para que no se le caiga el pelo, la loción para la resequedad, el perfume para no oler a cloro, y demás cosas que no reconoces, pero que huelen muy bien; y tu con las gafas marcadas alrededor de los ojos, y muy bien peinado, eso si, vas muy bien peinado. Ella pide un capuccino y tu un americano. Se sientas, se rien y prometen repetir la experiencia en otra ocasión. Por otro lado puede no pasar nada.

Te mira, la miras, o ni te mira. Puede ser la mejor historia de amor jamás contada, o una tragedia griega donde todos acaban muertos. Lo imposible está ahí. Ella lo sabe y tu los sabes, así como se saben las cosas imposibles.

Esto fue escrito por un hombre, así que las mujeres pueden hacer el mismo ejercicio con un hombre, o no? Llegaste a borde, acabaste la serie, no ha pasado nada. Hasta la próxima.

*Nuevamente este es un ejercicio adaptado del libro de Roger-PolDroit “101 Experiencias de filosofia cotidiana.” Como dato curioso fue mi regalo de navidad de mi para mi.

Mejorando la Patada de Braza

Tiempos, tiempos atrás cuando estaba aprendiendo a nadar me preguntaba, “¿quién carajos quiere aprender a nadar como un sapo? Nunca me gustó el estilo de braza, nunca lo quise mejorar, no me importaba, “hasta muchos años después, frente al instructor de salvamento, había de recordar aquella tarde remota en que aprendí por que es importante aprender a nadar como sapo”. Fue una tarde de 1999 en que tuve mi momento Ahhhhhh -así como cuando uno se da cuenta de algo- tenía que sostener un vadeo estático por un minuto con las manos afuera del agua; todo parecía papita para el loro (fácil) los primeros 5 segundos; los otros 55 descubrí que el sabor del agua de la piscina es un sabor adquirido: las primeras bocanadas saben a diablo, de ahí en adelante uno le encuentra uno no se qué, en yo no se donde, como a las alcaparras. La lección quedó aprendida al finalizar el minuto, “la patada de braza sirva para no tomar mucha agua, y para salvar vidas.”

No tengo fotos ni vídeos de como era mi patada, lo más parecido a ella es el cuadro de patada de brazaLas Meninas de Picasso, que puedes apreciar a la izquierda. Mi patada se parecía mucho al de la cara de la niña: una pierna hacía una cosa y la otra hacia lo que se le daba la gana.

Se que hay mucha gente a la que le pasa esto por que los veo en la piscina -se que están ahí. A todos ellos les dejo el siguiente ejercicio que utilicé en algún momento de mi proceso.

 

Patada de Braza Boca Arriba

Hacer la patada da braza boca arriba nos ayuda en varios aspectos: (1) Elimina el estar pensando en la coordinación de la respiración, y (2) nos permite ver si doblamos mucho el tronco.

Como hacerlo:

 

Omite el hecho que el vídeo está en inglés (si no lo entiendes) y solo concéntrate en como se hace el ejercicio.

Lo primero que resalta a primera vista es el hecho que el nadador no abre las piernas tanto, como probablemente creías que se hacia. La razón de ser es la fricción. Se ha demostrado que reduciendo la apertura de las piernas en la recuperación de la patada, reduce la fricción y permite avanzar más. Así que el objetivo de este ejercicio es “aprender a hacer la patada, sin abrir tanto las piernas”.

  • Vas a comenzar boca arriba y vas a tratar de tocarte los talones justo detrás de los glúteos. Si el cuerpo se desalínea, utiliza un pull buoy entre las piernas.
  • Al final de la patada vas a deslizar. Aprovecha el impulso. Juega a recorrer la piscina con el mínimo número de patadas.
  • Concéntrate en rotar bien los pies hacia afuera. No importa si tienes que aguantar unos segundos para darte cuenta, lo importante es ser consciente de lo que se está haciendo. Al final de la patada asegúrate que tienes los pies en punta.
  • Una vez tengas las piernas en la posición que quieres, vas a subir los brazos en posición de flecha.

Cosas para tener en cuenta:

  1. El cuerpo no debe rebotar; debe moverse en línea recta. Si sientes que rebotas, es porque la fuerza la estas haciendo con todo el cuerpo. Esto se puede deber a falta de movilidad y/o coordinación. Tratar de mantener el ombligo junto a la superficie todo el tiempo, ayuda a corregir este problema
  2. Las rodillas no salen del agua. Piensa que tienes que arquear la espalda para poderte tocar los tobillos y NO llevar las rodillas al pecho.

Trabajo recomendado:

Hacerlo hasta que te salga bien. Para si te cuesta concéntrate, o si te duelen las rodillas. Hay veces que una mala movilidad de rodillas o cadera, puede generar dolor.

 

 

Burbujas de Filosofía: Vaciar una Palabra de Sentido

Llegó una vez más ese momento de la semana donde dejamos de concentrarnos en el vaivén de los brazos y el chapoteo de las piernas, y nos dedicamos un poco más en el pensar. El objetivo, en caso de no haber leído la entrada de  “llamarse a sí mismo, es pensar en cosas que se encuentran por fuera del contexto en que nos encontramos físicamente.  Entrena la mente a ver las cosas de otra manera; para que tarde o temprano podamos ver un problema desde un ángulo distinto y encontrar su solución de una manera más efectiva.

El subconsciente es reconocido como la fuente de creatividad, intuición, inspiración, iluminación espiritual, etc. Dentro de lo que abarca esto, la realidad se expanda, gira y se desplaza creando una matriz que es mucho más elástica que la que percibe la mente consciente. Cuando logramos el acceso a nuestro subconsciente nos libramos de las cadenas de la lógica y practicidad.

filosofia

Los mensajes que recibes de tus sueños y ancestros te informan acerca de lo auténtico, únicos y sagrados que eres. Cuando le pones atención a estos símbolos, segues el camino de tu evolución.

La vida te habla a través de los símbolos, te guía a través de ellos; el problema radica en que la vida moderna tiene tanta bulla que no les ponemos atención, así nos estén pegando en la cabeza con ellos.

Vaciar una Palabra de Sentido

El ejercicio de hoy va radicar, no en encontrar el significado a los símbolos de la vida para que nos guíen en el camino hacia la… bla bla bla bla. Todos eso al carajo. El fin del trabajo de hoy es desimbolizar un objeto, es hacerle perder su sentido. Puedes hacerlo con algo insignificante como un lápiz o un remos, las gafas de natación, etc; o lo puedes hacer con algo que te haga daño, a lo que le tienes un significado negativo. Tú escoges.

Como hacerlo:

  • Una vez seleccionado el objeto lo vas a sostener en la mano, o lo vas a visualizar, en caso que no se pueda mojar o sostener.
  • Repite su nombre, en voz baja: “gafas”, “gafas”, “gafas”, “gafas”, “gafas”, “gafas”, “gafas”.

A la piscina y media debes comenzar a sentir que la palabra se acartona; ya no sabes ni donde empieza no donde termina. A la segunda piscina llegas a lo absurdo, ya no sabes si estás diciendo “gafas” o “fasga”, o “fasgasfasgas”, en fin la palabra a perdido todo sentido y significado. Pero no es solo la palabra la que se transforma y se pierde en lo absurdo. La materia, el objeto en sí se vuelve más denso, más pesado, más nuevo; ahora está más presente que antes, pero distinto en su estado actual es tan reciente que para mencionarlo toca señalarlo con él dedo.

Repetir una palabra una y otra vez disipa por completo su significado. ¿No resulta maravilloso?¿O espantoso?¿o chistoso? Basta con unos instantes para cambiar el chip que tenemos instalado. No todo tiene que ser como es. Si no te gusta, ya sabes cómo lo puedes cambiar.

*Este ejercicio lo saque y adapté del libro 101 experiencias de filosofía cotidiana de Roger-Pol Droit

Patada de Espalda con Balón Medicinal

El ejercicio que les voy a proponer hoy es de esos que uno ama y odia a la misma vez. La patada de espalda suele ser un ejercicio que utilizo muy para darle descanso a los nadadores, o para yo descansar entre series duras. Hoy, sin embargo, las cosas cambian.

Este ejercicio lo aprendí por primera vez cuando hice el curso de salvamento acuático hace un tiempito ya. Como dije antes es uno de esos ejercicio que amas y odias a la misma vez. Cuando lo estas practicando tomas agua hasta que te sale por la nariz, y tomas tan poco aire que sales encojonado.

Ya te veo las ganas de salir corriendo a practicarlo así que comencemos con lo bueno.

Al igual que en el ejercicio de crol cabeza afuera del agua, en éste nos vamos a olvidar de mantener el cuerpo balanceado y equilibrado. Le vas a añadir un factor externo a la patada, que va a ser un balón medicinal de 5 lbs. Lo que vas a querer buscar con el balón es sobrecargar la patada para que tengas que esforzarte más de la cuenta, y realmente utilizar la cadera para guiar la patada.

Patada de Espalda con Balón Medicinal

Seguro ya viste el vídeo y pensaste, “que rico hoy voy a salir sin mocos de la piscina.” Sé que NO es fácil y que NO es para todo el mundo, sin embargo aquí te dejo unas pequeñas progresiones que puedes hacer antes de llegar a lo que ves en el video.

  • Patada de espalda sacando solo las manos del agua.
  • Patada de espalda sacando los codos del agua.
  • Sacando los dos brazos.
  • Sosteniendo la toalla o la ropa fuera del agua. Aquí siempre disfruto ver la cara de sufrimiento y de angustia.
  • Patada de lado sosteniendo un peso con una mano y con el codo dentro del agua.
  • Finalmente lo haces como sale en el vídeo.

Como hacerlo:

El balón del vídeo pesa 5 kg (10 lbs), lo cual es bastante, pero la idea es que el trabajo sea corto en distancia y fuerte en intensidad; así que busca un peso que te cueste.

Comienzas en patada de lado, haciendo sculling con la mano de abajo – para que te ayude a mantener la cabeza a flote- mientras sostienes el balón medicinal en la mano de arriba.

Patea duro y no dobles el codo -sería trampa porque le reduces la intensidad al ejercicio. Olvídate de estar en una posición hidrodinámica, porque no lo vas a lograr y no es el objetivo del ejercicio. Utiliza la flotabilidad que te dan los pulmones llenos de aire para mantener la cara fuera del agua.

Si el ejercicio te cuesta mucho utiliza aletas, o sino recurre a las progresiones de arriba.

Trabajo recomendado:

  • Principiantes 1-3 series de 25m
  • Intermedio 3-5 series de 25m
  • Avanzado 5-8 series de 25m

Descansen entre 2 a 3 min entre cada serie.

La Metamorfosis de la Natación: De Deporte a Filosofía


 

“Alemania ha declarado la guerra a Rusia. – Tarde, escuela de natación”, dijo Franz Kafka alguna vez a los inicios del siglo XX. En una época no solo difícil para el autor, sino para todo el mundo (iniciaba la primera Guerra Mundial), Kafka lograba encontrar alejarse de sus problemas personales nadando en el río Moldova.

Kafka tenía claro que el nadar, genera una “metamorfosis” existencial y clarividente – por razones que aún no entiendo, uno nunca es el mismo después de nadar: uno sale tranquilo y con la cabeza clara. Estoy seguro que hay un punto de cada sesión de natación, en que se deja de hacer deporte y se comienza hacer filosofía. No es un proceso consciente; en la mayoría de los casos no escogemos en que queremos pensar, sino más bien es una purga de pensamientos aleatorios que vamos liberando con cada exhalación; es un proceso guiado por la monotonía de los incesantes movimientos de nuestras extremidades, y por una respiración consciente que cada vez es más presente.

¿A qué va todo esto?

Siempre he sido un hombre de ciencia que despreciaba a la filosofía – nunca le encontré razón a la formulación de preguntas inoficiosas que no tenían respuesta. Sin embargo, en el último año, logré entender su importancia tanto en la vida fuera del agua, como dentro de ella. Entendí la importancia de las pregunta sin respuesta.

Desde pequeño siempre he tenido una fascinación por la natación. Nadar para mí siempre ha sido una experiencia inigualable; siempre me hace sentir como si estuviera viajando en un mundo extraterrestre; me permite sentir, ver y oír el mundo de otra manera, y a la larga creo que la filosofía hace lo mismo.

natación

'Más conocimiento menos ego, menos conocimiento más ego...' Click To TweetTengo claro que el éxito, ya sea en la natación o no, viene cuando uno deja el ego al lado. Cuando se logra ver los problemas desde varios puntos de vista, la solución llega sola. El ego tiene la gran capacidad de aferrarse a problemas pendejos, y hacerlos más grandes de lo que son.  Solo hay que ver la historia detrás del éxito de Phelps en las olimpiadas de Rio para darse cuenta. El ego es una cosa jodida de vencer, pero si uno mantiene la mente abierta, y se propone ver el mundo con otros ojos, las respuestas a las preguntas que buscas llegarán.

Si quieres leer más sobre el ego en la natación

Se que esto es más fácil dicho que hecho, así que he decidido crear para unas “Burbujas de filosofía” que van a tener como propósito mostrarte distintas maneras de enfocar críticamente el pensamiento, hallar las preguntas pertinentes y discernir si las respuestas que encontraste son válidas o no, verdaderas o falsas. Es una manera de vivir y ver el mundo de manera diferente.

Burbujas de Filosofía: Llamarse a sí mismo

Este ejercicio lo tome de un libro que me regalé de Navidad que se llama 101 experiencias de filosofía cotidiana de Roger-Pol Droit. Es disruptivo en el buen sentido de la palabra. Con este ejercicio y con los otros que iré adaptando se van a dar cuenta porque.

Como hacerlo:

En una serie larga (e.g 1000 m de crol, 5x 400 IM) vas a comenzar prestando detenida atención al silencio, sabiendo que dentro de poco vas hablar y oír. Mientras oyes el chapuceo de tus brazadas, el salpicar de tu patada, piensa que todos esos ruidos se van a apaciguar con la irrupción de una palabra.

Pronuncia tu nombre con cada exhalación. Articula y pronúncialo claro e insistentemente. No lo hagas en voz baja, trata de llamar la atención de los otros nadadores.

Al principio te vas a juzgar, te vas a sentir como un loco llamando a alguien que no va a contestar, a un vacío que ignora por completo tu llamado. No importa lo bien que pronuncies, no importa lo duro que grites, nadie te va a contestar. Continúa. La puerta sigue cerrada.

Poco a poco te vas dando cuenta que a la persona que llamas eres tu mismo. Primero sentirás el llamado confuso, como si la vaina no fuera contigo, luego te das cuenta que si, que es tu nombre. Aguanta. Instálate. camina por esa línea delgada que separa tu mundo interior de tu mundo exterior. Insiste. Repite. Sigue llamando docenas de veces más.

Contesta.

Ahora te sientes doble. Eres la persona que llama y no sabes a quien; y eres la persona que escucha pero no sabe de donde. No sabes si estas aquí o estas allá. “Sabes que tú y tú son uno solo, pero ya no lo experimentas de forma plena, evidente. El que llama es el mismo y no es el mismo que el que es llamado.”

Hay que sentir lo insólito que lleva ese nombre con el que cargamos, con el que portamos todos los días, y con el que volteamos cada vez que lo escuchamos. Practícalo en esos momentos donde no te sientes tu. Donde la rabia, tristeza o soberbia te han alejado de ti mismo. Llámate que no estas lejos y contesta, “¡Si, si! ¡Ya voy!”