En la entrada pasada vimos que hay dos maneras de hacer el agarre: uno de manera continua y el segundo alargando un poco el brazo y demorándolo un poco. La clave, sin embargo, está en la de mantener el codo vertical. Aquí la importancia de mantener el codo vertical en crol para nadar más rápido y sacarle más provecho a cada brazada:

No es mi mejor actuación, pero creo que queda claro la importancia de mantener el codo elevado durante el agarre. Esto sin embargo es más fácil decirlo que hacerlo. Mantener el codo elevado fatiga mucho más el hombro, y por ende requiere de mucha conciencia y entrenamiento para adoptarlo y automatizarlo.

El primer ejercicio que vas hacer es el que vas a ver en el siguiente video:

Como hacerlo:

Esto es un ejercicio de técnica así que no hay necesidad de hacerlo rápido. Si tiene un esnorquel frontal, lo puedes usar porque te ayudará a concentrarte mejor en el trabajo.

1) Comienza en la posición número 11.
2) Vas a doblar levemente el antebrazo derecho y lo vas a apuntar al piso. No debe bajar el hombro.
3) Regresa la mano y vuelve a la posición número 11 y repite.
4) Cambia de brazo.
5) Una vez le hayas cogido el feeling a la fase inicial vas hacer unas repeticiones y luego haces una brazada completa, y vuelves a la posición 11.
6) Finalmente vas a nadar el estilo completo haciendo mucho énfasis en esa fase inicial del agarre. La clave está en mantener ese codo alto, y/o manteniendo el antebrazo lo más vertical posible.

Trata de mantener el codo en la superficie.

Si hacer ese ejercicio te costó pasa a este siguiente:

Como hacerlo:

Este es un ejercicio mucho más de movilidad, ya que con mi experiencia se que no todo el mundo se le facilita rotar el hombro de esta manera. Advierto que este ejercicio es más difícil de lo que parece.

Palma sobre el borde de la piscina o sobre el escritorio- si estas en la oficina- y rota el hombro de tal manera que la fosa valla de arriba hacia abajo, sin que la palma se mueva.

Haz unas cuantas repeticiones y si te pareció fácil entonces levanta las manos del escritorio y repite el ejercicio -te dije que no era fácil.

El estar todo el día en el trabajo sentados afecta mucho la movilidad de nuestros hombros, así que no te extrañes si te cuesta hacer este ejercicio.

Ahora cuando llegues al agua vas a demorar el agarre lo suficiente para que puedas trabajar en la rotación de la fosa del codo hacia abajo. Haz unos largos practicando esto antes de comenzar con tu serie principal. Desde afuera puede parecer que no estás haciendo mucho, pero como dicen por ahí “el diablo esta en los detalles.”.

Preguntas, dudas, aclaraciones en los comentarios o en mi página de Facebook