Llegó el año nuevo (feliz año por cierto) y para los que están en el hemisferio norte esto quiere decir frio, aunque esta temporada anda algo fuera de lo normal por culpa de un Niño. Con las bajas temperaturas correr y montar en bicicleta se vuelve algo complicado; primero porque hace un frio del diablo (con el tiempo se darán cuenta que soy poco amigo del frio) y cuesta salir hacer cualquier cosa; y segundo porque el piso se pone un poco más resbaloso de lo normal y la probabilidad de caerse aumenta.  El punto al cual quiero llegar es que es una muy buena época para aprender a nadar y disfrutar del gran deporte que es la natación.

En una entrada pasada compartí unos ejercicios sencillos para aquellas personas que le tienen un poco de miedo al agua.  El objetivo de ellos era simplemente acostumbrar a la futura promesa de la natación a sentir el agua en la cara, lo cual se que no es muy cómodo para todos. Si no le tienes miedo al agua y simplemente quieres aprender a nadar, haz caso omiso al link anterior y pon cuidado a lo que viene más adelante.

Lectura adicional: Si necesitas una razón para aprender a nadar haz click aqui.

La natación como cualquier otro deporte, o cualquier otra habilidad, requiere de coordinar varias partes del cuerpo a la vez. No quiero que pienses, “tengo pésima coordinación” primero porque todo el mundo tiene pésima coordinación, especialmente en que cosas que ¡¡¡nunca han hecho en sus vidas!!! Y segundo porque pensar así no te ayuda en nada.

La clave del éxito está en en… ¿Sabes cómo se como un elefante?

Pedazo por pedazo.

aprender a nadarPor más que la cultura pop insista en que existe el “multitasking”, la verdad es que nuestro cerebro solo puede hacer una cosa a la vez, si trata de hacer dos, tarde o temprano la va a cagar en alguna. Lo que sí puede hacer nuetro cerebro es automatizar funciones. Piensa en algún momento de tu vida en que haz aprendido hacer algo. ¿Recuerdas que al comienzo necesitabas de mucha concentración y de estar muy pendiente de cada uno de tus movimientos? ¿Pero luego con el tiempo lo podias hacer más fácil y sin concentrarte tanto? Cuando estamos aprendiendo algo necesitamos usar una gran cantidad de nuestro cerebro, pero a medida que practicamos vamos automatizando los movimientos y cada vez requerimos de menos cerebro para llevar acabo la tarea.

¿A que va todo esto?

Teniendo en cuenta la clase de neurología anterior, la clave para aprender a nadar, o para aprender cualquier cosa, está en descomponer el movimiento complejo en movimientos más sencillos e ir automatizando cada uno hasta cumplir la meta.

En términos muy generales podemos descomponer el estilo de crol en cuatro componentes:

  1. Respiración
  2. Flotación
  3. Patada
  4. Brazada

Hoy me voy a enfocar en la  primera para no ponerme muy cansón, y para que puedas digerir mejor la información.

La Respiración para aprender a nadar

Respiracion_natacion La respiración cumple con la gran tarea de mantenernos vivos en el agua. Si no podemos respirar bien, todo lo demás pasa a segundo plano: a la mierda la patada, a la mierda la brazada, a la mierda lo que me diga el instructor.

Existen dos fases en la respiración: la inhalación (toma de aire) y la exhalación (expulsión del aire). La primera fase se hace con la cabeza fuera del agua y la segunda con la cabeza dentro.

Teniendo esto en cuenta comenzamos con éste ejercicio:

Burbujas

Objetivo: Aprender a inhalar y exhalar.

Como se hace: Te vas a poner de pie en una parte de la piscina en la cual te sientas cómodo.  Vas a agarrar el borde con las dos manos y abres las piernas a lo ancho de los hombros para que tengas mayor estabilidad.  Cuando te sientas listo vas a tomar aire por la boca (el volumen de aire que debes tomar debe ser como el de una respiración normal), te sumerges, de tal manera que las orejas queden dentro del agua, expulsas el aire y repites la maniobra.  La exhalación puede iniciarse un poco antes de que entre la cara al agua y puede hacerse tanto por la boca como por la nariz.

Ahora vas a practicar respirando para los lados, como si fueras un nadador.

Respiración en “No”

Objetivo: Aprender a respirar de lado como en Crol.

Como hacerlo: Este ejercicio es semejante al de las “burbujas”, pero con más detallitos.  Vas a meter la cara en el agua de tal manera que queden destapadas las orejas.  Exhalas (haciendo burbujas) y luego para tomar aire giras la cabeza para un lado e inhalas por la boca (sobra decirlo). Prácticalo para ambos lados. Este ejercicio va a ser muy útil más adelante cuando empecemos a trabajar crol en mi siguiente libro.

Se que parecen pendejísimos estos dos ejercicios, pero es importante practicarlos y automatizarlos para podernos dedicar a la flotación en una próxima lección.

Preguntas dudas o aclaraciones en los comentarios o me buscan en Facebook por Nada Facil.

Ahora, si realmente quieres aprender a nadar te sugiero que hagas las siguientes tres cosas:

  1. Si te pareció ésta información útil me encantaría que me lo dijeras (hay veces es bueno saber que uno va por buen camino).
  2. Si te encantó por favor grítalo a los cuatro vientos, o por Facebook, Twitter, Instagram preferiblemente.
  3. Puede ser que estés en un punto más avanzado y que estés estancado en algo más, si es así hazme saber cual es tu problema y con todo el gusto te ayudo.