Cuando uno va a la piscina en lo primero que se fija es en el recobro, reciclaje o recuperación -como le digas- del estilo crol. El solo recobro te dice si el nadador es principiante, élite, o no tiene puta idea de lo que está haciendo. En la entrada pasada hablé sobre un tipo de recobro que es poco común, pero que es muy útil a la hora de querer aumentar la velocidad en crol. En la entrada de hoy voy a mostrar como se hace el recobro con el codo elevado en el estilo crol. Éste estilo de recuperación es favorecido por la mayoría de nadadores, y es seguramente el que más identificas.

recobro en crol

Recobro con el Codo Elevado

El recobro del brazo empieza antes de que la tracción (cuando estas arrastrando agua hacia atrás) haya acabado. Antes de dar el último empujón con la mano, el codo ya debería estar fuera del agua.  Sale primero el codo seguido del antebrazo y la mano. La palma, al salir del agua, gira hacia afuera (meñique hacia abajo), de forma que puede deslizarse fuera de ella con los meñiques por delante y con la mínima resistencia. El brazo debe desplazarse hacia arriba, hacia afuera y hacia adelante durante la primera fase del recobro, transformándose en un movimiento hacia adelante, hacia adentro y hacia abajo en el momento de disponerse a entrar al agua.

Hay que empezar extendiendo la mano para la entrada, cuando ésta pasa a la altura del hombro. Es en este punto donde el brazo inicia su extensión, y continúa extendiéndose hasta que entra en el agua frente al mismo hombro. Muchas personas cometen el error de cruzar la mano enfrente de la cabeza. Introducen la mano con los dedos apuntando al lado. El problema con esto es que crea un vector lateral que hace fuerza hacia un lado llevando a que el cuerpo se mueva en zig-zag.

Cosas para tener en cuenta

  1. Una vez en pleno desarrollo, el recobro debe ser lo más lineal posible, para disminuir las fuerzas laterales y verticales que afectan el equilibrio del cuerpo. Entonces, para evitar el rebote o movimiento en zig zag, lo que toca hacer es rotar el hombro y mantener el codo flexionado durante la primera mitad del recobro.
  2. El recobro es la fase de descanso del brazo. Es importante que el brazo se mantenga relajado y distendido. Es importante que el brazo caiga con cierto control. En la piscina vas a encontrar a muchos nadadores que les gusta dejar caer el brazo duro y que haga bastante bulla. El brazo debe ir relajado, pero controlado para impedir que la fuerza centrífuga arrastre la mano hacia afuera.
  3. El nivel de flexibilidad que tengas en los hombros va a afectar tu estilo de recuperación. Para una persona que tiene mala flexibilidad en los hombros, su recuperación va requerir de una mayor rotación del cuerpo y un recorrido de brazos más plano y amplio para que la mano no se vaya a arrastrar por el agua. Esto da como resultado una mayor reacción o empuje lateral de las piernas. Para mantener la alineación de éstas, un nadador de este tipo debe adoptar a menudo un batido atravesado de dos patadas. Si usted es un andador con hombros pocos flexibles y esto le suena muy complicado, también puedes solucionar le problema aumentando tu flexibilidad. Aumentar el rango de movimiento de tus hombros te dará la posibilidad de alzar más los codos y llevar las manos más cerca al cuerpo.

Ejercicio para Mejorar el Recobro con el Codo Elevado

Como hacerlo: Este ejercicio lo tomé del libro “entrenamiento óptimo en Natación” de Dick Hannula y Nort Thornton (lo pueden comprar aquí). Se comienza batiendo las piernas cerca de la superficie con un brazo fuera en frente y el otro brazo va moviéndose para adelante y para atrás haciendo el recorrido del recobro tal y como está descrito arriba. El brazo que hace el recobro nunca toca el agua -todo se hace en el aire-. Aquí es de suma importancia la patada (ayuda para mejorar la patada) para mantener la posición del cuerpo y hacer palanca para completar el ejercicio.