Guía a la Mente de un Nadador: La Resistencia

En los mundiales de natación de Budapest ocurrieron muchas cosas que pasarán a la historia, pero a mi lo que más me asombra es la fuerza mental de lo nadadores de distancia. No le estoy quitando merito a los velocistas -claramente hay que ser un fenómeno de la naturaleza para nadarse los 50m libres en 21.15s- pero para nadarse 25km hay que ser un enfermo mental. ¡¡¡¡Eso son 5 horas nadando!!!!

Las pruebas de resistencia como las Ironman o los 25km, requieren de una fortaleza mental casi que sobrenatural. ¿Cómo lo logran? Estoy seguro que el asunto va más allá de un, “yo se que puedo, solo quedan 17km.”

Hay que nadar varios km al día, eso esta claro, pero lo que muchos no saben, es que la resistencia está influenciada principalmente por -ya lo habrás adivinado- nuestro cerebro.

La Visión Clásica de la Resistencia

Las teorías de la resistencia tradicionalmente se enfocan en mejorar las variables físicas como las cardio-respiratorias, metabólicas y musculares. Solo se ve la resistencia como el resultado de mejoras fisiológicas como umbral de lactato y ventilación pulmonar.

Existe también el factor genético y ambiental que hace que los somalies y kenianos sean los mejores corredores de larga distancia del mundo – pero no voy a entrar en ese tema.

Ver el tema de la resistencia solo por el lente de lo físico sería dejar la mitad de la ecuación sin responder. Hay atletas de otros entornos físicos y genéticos que logran superar pruebas de resistencia igualmente admirables, como es el caso de Jan Frodeno (triatlón).

El Papel del Cerebro en la Resistencia

Son pocos los atletas que entienden el rol del cerebro en la resistencia. La comunidad científica por otro lado ha conocido esto desde hace tiempos. En 1890, un científico italiano de apellido Mosso, público un libro mostrando los efectos de la actividad cognitiva sobre la fatiga. De acuerdo a esta publicación se demostraba como los profesores de fisiología sufrían una reducción en la resistencia muscular, luego de dictar varias charlas.

Si te parece un poco viejo el estudio de Mosso, entonces te voy a citar un estudio realizado en el 2009 publicado en el Journal of Applied Physiology, que encontró que la fatiga cognitiva afectaba el desempeño deportivo. El experimento constaba de hacer unas tareas cognitivas de alta dificultad antes de hacer un trabajo de bicicleta hasta no poder más.  Los resultados arrojaron que los ciclistas “estudiosos” duraron 640s, mientras los “vagos” duraron 754s – ser vago hay veces paga.

Esta claro que el cerebro juega un papel importante en la fatiga, aquí te muestro como funciona.

Existen dos tipos de fatiga: la periférica y la central. Estos dos tipos de fatiga se producen con un entrenamiento de resistencia tradicional; su difreencia radica en los mecanismos que usan.

La resistencia está limitada en el cerebro por la fatiga central, y en los músculos por la fatiga periférica. Fuente: :http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fphys.2014.00514/full

La fatiga periférica se define como la perdida de la capacidad del músculo para hacer ejercicio. Para ponerte en contexto, la fatiga periférica es la encargada de que te sientas sin aire al final de unos 200m mariposa, y que te quemen las piernas al final de una subida en bicicleta.

A diferencia de la fatiga periférica, la fatiga central involucra cambios en la excitabilidad intracortical, lo cual interrupe las señales motoras que van del cerebro al los músculos (piensa en el juego de teléfono roto).

Al practicar repetidamente trabajos de larga distancia, un atleta entrena su cerebro a evadir la fatiga, que con el tiempo crea resistencia. Sin embargo, hay más ganancias que se pueden obtener más allá del entrenamiento, ya que que solo usamos una pequeña fracción de la excitabilidad del cerebro.

Excitabilidad vs Inhibición

Una reducción en la excitabilidad del cerebro es lo que causa la fatiga central, mantenerlo excitado es el mecanismo neural de la resistencia. Si se pudiera encontrar el circuito encargado de manejar la excitación del cerebro, se podría hackear nuestra resistencia.

Afortunadamente vivimos en el siglo XXI y eso ya esta descubierto. Los neurocientíficos han encontrado precisamente cual es el circuito neural que explica la capacidad de una atleta de resistir la fatiga. Existen dos vías para este circuito, inhibición y facilitación.

La fase de inhibición es la siguiente:

  1. El sistema periférico le envía una señal inhibitoria a través de la columna vertical a la corteza motora primaria. Traducido esto quiere decir que el cuerpo le manda la señal a tu cerebro de que está cansado. Aquí es cuanto te encalambras, respiras fuerte, sientes que te queman los músculos etc.
  2. La corteza motora primaria reduce la expresión de dicha señal, incrementando la actividad del receptor inhibitorio de GABA. Esto hace que se reduzca la actividad motora; en persona normal esto traduce a cansancio.

Si realmente estas cansado tu cerebro manda la orden de bajar el ritmo; así recuperas tu pulso normal y puedes coger aire con calma. Si no te cree entonces activa el segundo mecanismo… el de excitación o facilitación -excitación es más sexy.

Fase de excitación es la siguiente:

  1. Se envía una señal de excitación al cerebro via la columna vertebral.
  2. La corteza motora principal incrementa la respuesta motora en el sistema periférico para contra restar la señal inhibitoria. Esto permite mantenernos en actividad física sin sucumbir a la fatiga.

Mientras el sistema de excitación hace un gran trabajo de resistir la fatiga central, pero solo por un rato; eventualmente la fatiga llega, y hay que reducir las revoluciones. Después de un largo rato de estar haciendo ejercicio, el cuerpo agota sus recursos y se alcanza el verdadero punto de esfuerzo, en el cual el atleta debe terminar.

¿Bueno, todo esto para qué?

Honestamente el artículo lo encontré en el blog de HaloNeuro. Me encantó y lo quería compartir.

Aparentemente (digo “aparentemente” porque no me consta) Halo Neuro ha creado una manera de estimular y mantener nuestro cerebro excitado. Si estuviste poniendo atención sabes que esto hace que demoremos nuestra sensación de fatiga y que podamos hacer ejercicio, o entrenar durante periodos más largos.

No estoy promocionando nada -no obtengo ningún beneficio- simplemente quería mostrarles el maravilloso mundo tecnológico en que vivimos y lo increíble que es el cerebro humano.

Eso si. Si alguno se antoja y compra los audífonos, por favor me cuenta como le va. Yo estoy que me los compro, pero el precio está un poco alto en este momento.