Llega ese momento del año donde te das cuenta que se fue una año más, y que aún no has aprendido a nadar. Para que en este 2018 no te vaya a pasar los mismo te voy a dejar un pequeño tutorial que te ayudará aprender las bases de la natación.

aprender a nadarEsta guía no es para las personas que le tienen miedo al agua. Definiré “miedo al agua” el hecho que no soportes recibir agua directa en la cara por más de 10 segundos sin desesperarte. Si te sientes como el dibujo de la derecha, entonces te recomiendo el siguiente artículo que tiene una progresión de ejercicios que te ayudarán a sentirte más cómodo con el agua.

Ejercicios para sentirse más cómodo con el agua.

Los ejercicios parecen bien pendejos, pero para alguien que no se siente muy cómodo en el agua, son bastante complicados.

Llevas unos días haciendo los ejercicios en la ducha, te encanta tener el agua en la cara, ahora ¿qué?

El siguiente paso es la respiración. También es un tema bastante “bobo” por así decirlo, pero a largo plazo tu rendimiento va a depender de los ejercicios que aprendas acá, así que POR FAVOR NO TE LOS SALTES.

Pido el favor de no saltarse estos ejercicios, porque la mayoría de las personas creen que la clave de aprender a nadar está en flotar. Si, hay que aprender a flotar, pero sin saber respirar no hay flotación. El cuerpo flota gracias al aire que hay en tus pulmones, aprender a manejar ese aire y como te afecta en el agua es una habilidad indispensable que debes dominar.

Dominadas las burbujas y las respiración en No pasamos a la flotación.

Acá afrontarás el segundo miedo que implica la natación, que es el de sentirse en un vacío. Palabras más, palabras menos, vas a aprender a flotar. estos ejercicios los debes practicar en la parte menos profunda de la piscina, preferiblemente en un sitio que no te cubra los hombros.

Tu mayor dificultad en estos ejercicios va ser encontrar el equilibrio. Como no tienes una plataforma estable en la cual apoyarte, el estabilizarte en el agua te va a tomar un poco de tiempo. es importante tener paciencia y verás que con la practica lo vas a dominar rápido.

Una vez domines la flecha puedes comienza la lucha con la patada. La patada es el “coco” de todo principiante. No hay mucho que te puedan decir para que la aprendas a hacer, simplemente mantén los pies en punta, no pedalees (no estas en una bicicleta) y haz la fuerza desde la cadera. Las rodillas se doblan un poco, pero no demasiado.

Con una buena patada avanzas sin cansarte mucho, así que no trates de desocupar la piscina, no te va ayudar a avanzar más. Ten paciencia y concéntrate en la técnica.

Pasaron los días, tomaste agua, y por fin tienes una patada decente. Aleluya. Es una gran victoria y te felicito, pero aún te falta aprender a mover los brazos.

El primero paso en aprender la brazada es aprender a nadar como perrito.

Perrito

Objetivo: Aprender a desplazarnos con las manos.

Como hacerlo: El estilo de perrito es tal vez el primero con el que aprendemos a nadar.  La cabeza siempre está por fuera del agua, y las manos siempre por dentro.  La brazada de perrito debe ser larga, es decir, los brazos se deben extender completamente enfrente del cuerpo antes de iniciar la tracción hacia atrás.  Esto le permitirá hacer una brazada más larga y más efectiva.  La patada debe ser constante y los pies deben ir cerca de la superficie y sin salir del agua.

Como hacerlo bien, bien, bien: La posición del cuerpo es clave en el estilo de perrito.  Mantener los pies cerca de la superficie es necesaria para que la brazada sea efectiva.  Recuerden también que la brazada es larga y que las manos NO salen del agua en ningún momento.

Ya sabes arrastrar agua y avanzar con las manos. El siguiente paso es hacer la recuperación por fuera del agua.

Recuperación de los Brazos 

Objetivo: Aprender a llevar los dedos cerca al agua

Como hacerlo: Si tienen una tabla úsenla.

Reglas del juego:

  1. Siempre debe haber un brazo al frente. Para los que tienen tabla esto será obvio, pero no para los que no la tienen.
  2. No se preocupen por la respiración todavía. En este momento me interesa que respiren menos y que se concentre en el movimiento de los brazos. Un snorkel sería ideal.


Respiración
: La respiración la inicias en el momento en que comienza a salir el codo.  Comienza haciendo patada de lado con la mano izquierda estirada. Sale el codo derecho del agua seguido por la mano.  A medida que la mano se traslada al frente, las uñas deben ir haciendo fricción en el agua hasta que agarren la tabla o alcancen la mano izquierda.  Una vez estén las dos manos al frente, se suelta la mano izquierda y viaje entre el agua hasta llegar al hueso pélvico.  Por motivos del ejercicio lo pueden tocar para tener una referencia de cuando debe salir el codo.  Una vez sale el codo, lo sigue la mano, rozan los dedos las superficie hasta que llegan hasta donde está la mano derecha.

Variación: Pueden hacer el mismo ejercicio, pero rozando nada más los pulgares.

Como hacerlo bien, bien, bien:  El cuerpo debe girar para que la mano pueda salir cómodamente y las uñas rozar la superficie.  La patada es esencial para mantener una buena postura, así que no olviden hacerla.  Con el tiempo no debes dejar que los dedos rocen el agua, sino que deben pasar muy cerca, pero sin tocarla.

A muy groso modo esto es to lo que necesitas para aprender a nadar. No te convertirás en Michael Phelps, pero es un muy buen punto de inicio.

Seguro encontrarás muchos problemas en el camino como la respiración lateral, la coordinación de la brazada, etc pero esos ya son detalles, y para eso hay muchos ejercicios en este blog que puedes utilizar.